lunes, 20 de febrero de 2012

Valencia bien merece un cambio


Los sindicatos policiales no se han quedado al margen de lo sucedido estos días en Valencia en referencia a todo lo sucedido a raíz de la primera manifestación de los alumnos del IES Lluís Vives. Sus respuestas en lugar de enfriar la situación acrecienta la distancia entre los que consideran que la actuación policial ha sido desmedida y los que la ven totalmente correcta o incluso blanda.


SUP

El secretario general del SUP (el mayor sindicato de la policía),José Manuel Sanchez Fornet, afirma que la actuación de la UIP ha sido la adecuada, que no ha habido ninguna violencia policial y tampoco ninguna carga.
Por otro lado considera a los alumnos del IES Lluís Vives que se manifestaron para denunciar la precaria situación que se viven en las aulas  unos niñatos maleducados (esperemos que no generalice…)  han sido utilizados y alentados, por padres y profesores.
Independientemente de sus declaraciones, hay que puntualizar que es de agradecer (lo cortés no quita lo valiente)  que Sánchez Fornet haya contestado a casi todas las preguntas que los usuarios de Twitter le han realizado. También, por lo general, el tono ha sido el adecuado y no ha caído en provocaciones

SIPE

 El secretario de comunicación del sindicato independiente de la policía española (SIPE), Alfredo Perdiguero va a aún más lejos y afirma que es imposible que una porra pueda hacer una brecha en la cabeza, lo que no sabemos es que si tiene alguna información relevante sobre este asunto, o lo sabe por experiencia propia.

Alfredo Perdiguero comenta esto en  referencia  a la joven que ha necesitado grapas tras un "porrazo" policial.

Fuentes:  SIPESUP 

La realidad es que todos estos jóvenes, sus padres y muchos otros estamos asistiendo con asombro a una política por parte de la delegación del gobierno, rancia, absurda, dictatorial y que en nada beneficia la imagen de las fuerzas del orden. 
Puede que los policías tengan ordenes y seguro que tienen obligación de acatarlas pero parece en ocasiones que para estos días se elije a los menos aptos a los de menor cintura y mas fácil irritabilidad, no se debe olvidar que tarde o temprano habrá de nuevo elecciones y ellos tb son votantes.



El profesorado del Lluís Vives rechaza la "furia policial"

La asamblea de profesores emite un comunicado en el que denuncia las "violentas y desproporcionadas" actuaciones policiales

http://www.publico.es/espana/423052/el-profesorado-del-lluis-vives-rechaza-la-furia-policial

Y por último los comentarios hallados en FB de alguién que ha estado presente en estos sucesos.

Hoy a las 15:30 he asistido a una carga policial contra un centenar de jóvenes que les increpaban en la calle. Entre ellos no he visto ninguna cara tapada, ninguna barra de hierro, ningún lanzamiento de objeto, no he visto nada más que un grupo de estudiantes con las mochilas a la espalda enseñando sus carpetas hacia la policía y gritándoles “estas son nuestras armas”. Después de la carga y del reparto de golpes (algún antidisturbios con el fusil de bolas en las manos) los chavales se han replegado y se han marchado a otra parte huyendo de los golpes. Algunos nos hemos dirigido a los policías pidiéndoles que les dejaran en paz que se veía a las claras que un grupo tan pequeño se “extinguiría” por si solo al poco tiempo. No nos han hecho ni caso como era de esperar, pero en ese momento me he dado cuenta de un detalle, antes, durante y después de la carga policial algunos adultos fluctuábamos desde la posición de los antidisturbios y los chavales. Es decir, que para los policías éramos invisibles, y para nada había un frente abierto agresivo, violento, o antisistema en la vanguardia del grupo de estudiantes. Mi pelo blanco y mi cartera me libraban de los golpes de porra, mientras que las mochilas y el acné eran las dianas de los servidores del estado.
Ante tan manifiesta e injustificada manifestación de violencia gratuita contra estudiantes menores de edad, deberíamos plantarles cara también nosotros. Los sindicatos de enseñanza deberían convocar de inmediato una jornada de protesta y salir todos los docentes a la calle en solidaridad con nuestros alumnos. Los diferentes AMPAs también deberían sumarse, pues no creo que soportaran la tensión y el miedo que se siente en mitad de una carga policial viendo como a tus hijos les muelen a palos. No debemos dejar que los estudiantes reciban los golpes de la protesta de toda la sociedad. Los docentes y alumnos formamos el colectivo de la enseñanza, y como tal colectivo deberíamos ser una piña ante atentados violentos como estos. Hoy entre los chavales había dos alumnos míos que hacía media hora había dicho adiós a las puertas del IES. ¿Con qué cara les digo yo mañana que no hacemos extraescolares como medida de presión por la política de recortes de la enseñanza pública, mientras a ellos hoy delante de mí les han hecho correr presas del pánico más absoluto? ¿Por qué si ellos encontraban fuerzas para permanecer unidos en ese caos de violencia y agresión policial, no la encontramos los docentes para salir a la calle y decir que basta ya de agresiones? ¿QUÉ NOS ESTÁ PASANDO?
José Ramón Tuset de Córdoba. Profesor del IES Henri Matisse de Paterna.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hola kamon, soy colin llamame quiero que que se ruede una peli en mi trabajo.

dalsi dijo...

hola? soy carbo . yo ya no tengo trabajo pero quiero que se ruede algo.