miércoles, 21 de junio de 2017

Por fin se ha firmado el acuerdo de interinos de Madrid

Desde hace días los interinos de Madrid, nos hemos quedado sin uñas que morder, pues no se firmaba y ya esta aquí por fin, cobramos el verano, reducimos poco a poco carga horaria... Poco a poco las cosas mejoran.



 El nuevo Acuerdo Sectorial fue aprobado por unanimidad en la reunión de la Mesa Sectorial celebrada el 21 junio, con asistencia de las viceconsejeras de Educación no Universitaria, Juventud y Deporte, Dª Cristina Álvarez Sánchez, y de Organización Educativa, Dª María José García-Patrón Alcázar, la directora general de Recursos Humanos, Dª María Teresa Martínez de Marigorta Tejera, y la subdirectora general de Gestión del Profesorado de Educación Infantil, Primaria y Especial, Dª María Teresa de la Flor Martín.
Desde el comienzo de la actual legislatura, ANPE ha reclamado insistentemente la necesidad y conveniencia de iniciar un diálogo social conducente a la mejora de las condiciones de trabajo de los docentes madrileños, muy deterioradas tras una larga crisis que se remonta a 2009. Gran parte de las medidas adoptadas desde entonces para reducir el gasto de la Administración se han focalizado sobre la educación pública y su profesorado, mediante una política de recortes en las plantillas de docentes, en la precarización de sus condiciones laborales, sociales y retributivas, y en una notable disminución de la inversión educativa.
El Acuerdo Sectorial que hoy se ha aprobado en la Mesa Sectorial hace justicia a las reivindicaciones de los últimos años del profesorado y supone un punto de inflexión en la recuperación de los derechos perdidos tras la suspensión por ley de buena parte del contenido del anterior Acuerdo Sectorial de 2006-2009. Su tramitación administrativa y posterior aprobación en el Consejo de Gobierno debe realizarse a la mayor brevedad, para que sean de aplicación sus efectos a partir del curso que viene.
ANPE-Madrid ha realizado un intenso trabajo, en el marco de un arduo proceso negociador, en defensa de los derechos e intereses del profesorado, que se plasma en este Acuerdo, cuyo resultado valoramos positivamente.
Este nuevo Acuerdo Sectorial del personal docente al servicio de la Comunidad de Madrid sustituirá en parte al de 2006 y tendrá una vigencia de cuatro años (2017-2021) que incluye los siguientes puntos básicos, entre otros:
  • 2800 profesores en los próximos cuatro años, de los cuales:
- 500 cupos se dedican a la atención a la diversidad: maestros/as de Pedagogía Terapéutica, Audición y Lenguaje, y maestros/as y profesores/as de Compensatoria, especialistas de Orientación Educativa y profesores técnicos de Servicios a la Comunidad.
- 2.300 cupos de recursos adicionales para la organización y el apoyo docente:
En Secundaria, Formación Profesional y Régimen Especial se destinan para agrupamientos flexibles, desdobles, talleres, refuerzo en grupo ordinario y estudios dirigidos, el desarrollo de otras funciones, como la mejora de la convivencia y la coordinación en el desarrollo de la labor docente, y posibilitar que algunas funciones que son complementarias sean consideradas lectivas.
En Infantil y Primaria, para dotar de un segundo apoyo de Infantil a colegios públicos con nueve o más unidades y un apoyo a CEIP con menos de nueve unidades, así como para apoyo ordinario en otros centros de Primaria (refuerzo en grupo ordinario, agrupamientos flexibles, talleres y desdobles) y rebajar el número de especialistas asignados como tutores/as.
  • El comienzo del pago del verano al profesorado interino, que este curso correspondería a aquellos con nombramiento superior a nueve meses.
  • El incremento de la cuantía de los sexenios para funcionarios de carrera, hasta alcanzar un 40% en cuatro años, comenzando con un 10% anual desde el curso 2017-2018.
  • La ampliación de permisos y licencias, con inclusión de aspectos muy demandados por los docentes, como la conciliación de la vida familiar y laboral, incluido el acompañamiento a familiares a consultas médicas, intervenciones quirúrgicas, pruebas diagnósticas o asistencias hospitalarias; la asistencia a las tutorías u otras reuniones del centro escolar de los hijos; permisos por deber inexcusable y para la concurrencia a exámenes, la realización de tratamientos de fecundación asistida, exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto; reducciones de jornada por guarda legal e interés particular, y situaciones asimiladas a la excedencia por cuidado de hijo menor de tres años y por cuidado de familiar a cargo para funcionarios interinos.
  • Dos días lectivos y dos días no lectivos de libre disposición, de los que actualmente solo disfrutan algunas comunidades autónomas.
  • Una amplia convocatoria de cátedras en Enseñanza Secundaria y de Régimen Especial para el próximo curso.
  • El favorecimiento del acceso de los maestros/as con titulación a los Cuerpos de Profesores de Enseñanza Secundaria y de Profesores Técnicos de Formación Profesional en las convocatorias de procesos selectivos.
  • El incremento de plazas en el concurso de traslados autonómico, para reducir el número de profesorado en expectativa de destino.
  • El compromiso de la Administración de cubrir automáticamente las bajas desde el primer día, en cuanto lo permita la normativa básica.
  • La aplicación automática de cualquier mejora que se acuerde para el resto de los funcionarios en otras mesas de negociación o en las próximas Leyes de Presupuestos, como por ejemplo las mejoras en la situación de incapacidad temporal acordadas en la Mesa General de Negociación de los empleados públicos de la Administración de la Comunidad de Madrid, que amplían los supuestos de circunstancias excepcionales.

parece que algunas comunidades reaccionan ante el problema con el alumnado de PMAR

El gobierno de Aragón dicta instrucciones para organizar 4º ESO en grupos reducidos destinados a alumnado procedente del PMAR.
CCOOEDUCARAGON.COM

domingo, 18 de junio de 2017

Carta de una profesora indignada ante los consejeros de sanidad y educacion en la CAM

Quiero pensar que es por simple desconocimiento por lo que afirma usted que las altas temperaturas no alteran gravemente el normal desarrollo de la actividad escolar. Le aseguro como profesora de Secundaria que imparte clases en un centro público que esto no es cierto. Sabrá usted como médico que los niños y adolescentes son especialmente vulnerables al calor. En cualquier caso sabrá que no son más resistentes que los adultos a los que la normativa vigente sobre prevención de riesgos laborales desaconseja trabajar a más de 27 grados en una oficina por considerarlo insalubre.
En los últimos días se han registrado casos de mareos y lipotimias en centros educativos que habrá conocido usted por la prensa, pero también se ha producido un cansancio, desánimo, irritabilidad, pérdida de concentración, incomodidad y desazón generalizados entre el alumnado que los maestros y profesores percibimos claramente y que es incompatible con el aprendizaje.
He visto a mis alumnos de 16 años escapar literalmente de las aulas y esconderse a la sombra del edificio donde tendrían que haber estado dando clase y a profesores de tecnología afirmar que en las aulas de informática se han alcanzado los 35 grados centígrados. Todo dentro de esa normalidad en la que usted afirma que nos encontramos.No hay texto alternativo automático disponible.
Mis alumnos de Secundaria se enfrentan a jornadas escolares similares al horario laboral de muchos adultos (siete horas en el instituto donde trabajo) y lo hacen en grupos de 33 y encerrados en aulas demasiado pequeñas sin toldos, ventiladores ni aire acondicionado, en edificios en muchos casos pésimamente orientados y peor aislados donde pega el sol toda la mañana. Su escasa media hora de recreo la pasan en patios y canchas donde las zonas de sombra son una anécdota, si es que tienen la suerte de haya alguna.
Ningún adulto trabaja en su Consejería en estas condiciones que considera usted adecuadas para los menores. Me pregunto entonces si sus afirmaciones obedecen a criterios profesionales o a criterios políticos de complicidad con quienes deberían tomar medidas para prevenir o paliar estas situaciones y no han hecho nada al respecto.
Querría pensar que cuando un consejero de Sanidad no asesora al Consejero de Educación ni le insta a tomar medidas efectivas contra los efectos del calor en colegios e institutos lo hace desde el desconocimiento, pero cuando se atreve usted a desaconsejar por motivos de salud la instalación en las aulas de equipos de aire acondicionado de los que sí están dotadas las áreas de pediatría de los centros de salud y de los hospitales públicos de los que usted es el máximo responsable no me queda más remedio que pensar que en uno de los dos casos está actuando con negligencia.
También quiero pensar que cuando un consejero de Sanidad recomienda que los alumnos se dediquen a elaborar abanicos de papel para combatir las altas temperaturas en las aulas lo hace desde el desconocimiento, porque lo contrario supondría directamente cuestionar la profesionalidad de los docentes y menospreciar el trabajo que realizamos, que no consiste en organizar "terapias ocupacionales muy importantes para los niños" sino educar y enseñar de acuerdo a los más altos estándares de aprendizaje recogidos en una ley educativa que seguro que le suena porque la ha redactado su propio partido.
Debo reconocer que como profesora no me resulta nuevo que un consejero del PP de Madrid cuestione la profesionalidad y menosprecie el trabajo de los docentes pero hasta ahora esa labor se la reservaba el consejero de Educación, así que quiero pensar que esto también lo ha hecho usted desde el desconocimiento.
Cuando un responsable político actúa con tal despliegue de desconocimiento no tengo más remedio que preguntarme por qué no dimite o es cesado. Pero esta pregunta ya no se la dirijo a usted sino a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Dª Cristina Cifuentes, que aún no le ha desautorizado y le mantiene en el cargo.
Atentamente,
Raquel Romero

Muchos docentes pensamos igual, no es lógico tener a incompetentes, prepotentes al mando de tan altos puestos, lo único razonable, sería que se molestasen en conocer la situación real de los centros.
ES INHUMANO TENER A CRIATURAS A ESTAS TEMPERATURAS, SOLO POR QUE LOS PADRES PROTESTAN POR QUE NO TIENEN CON QUIEN DEJARLOS, PUES SE ACLIMATA O SE  DISTRIBUYEN LOS FESTIVOS DE OTRA FORMA, O SE ESTUDIA, PERO LOS NIÑOS NO PUEDEN SUFRIR DE ESTA MANERA